Mis primeros pasos con el Bikepacking

Mis primeros pasos con el Bikepacking

El comienzo

Después de algunos años de competiciones en carretera, ya estaba cansado de mirar constantemente mi monitor de ritmo cardíaco, seguir los planes de entrenamiento y buscar los límites durante las carreras (semanales). Era el momento de pasar de página! Nada de planes de entrenamiento, nada de cinta de pecho para registrar mi frecuencia cardíaca! Sólo mi bicicleta y yo!

Nada de planes de entrenamiento, nada de cinta de pecho para registrar mi frecuencia cardíaca! Sólo mi bicicleta y yo!

Unos días después de mi última carrera salí a dar una vuelta y me sentí libre, sin preocupaciones por los números. ¡Eso es lo que buscaba!

Mañana volveré a hacerlo. ¿Y este fin de semana? Por supuesto caerá otro paseo!

Este no es un artículo de “cómo empezar”, es más sobre cómo descubrí lo que más me conviene. Cómo la mayoría de las veces es una cuestión de adaptarse. Pero cuidado: lo que funciona para mí no tiene por qué hacerlo para ti.

Logística

Aumenté las distancias de mis viajes hasta 350 km, comencé a levantarme temprano para comenzar a correr, montar por la noche, … Hasta que un día en la carretera una pegunta empezó a rondarme la cabeza. Una avería mecánica y el hambre me llevaron a un McDonald’s que estaba abierto hasta la medianoche.

¿Qué tal pruebas ciclistas de 2 días seguidos y 300 km? Hmm, ¿por qué no? Pero, ¿cómo reaccionaría mi espalda, mis piernas, mi mente, tendré dolor en el culo de montar? Espera un minuto … tendría que encontrar un lugar para dormir, cargar mi Garmin y las luces. ¿Dónde voy a poner todas mis cosas?

Demasiadas preguntas !! Así que di un paso atrás y pensé: tengo que adaptarme. Solo tengo que dejar lo que no vaya a echar en falta

En sus marcas, listos, ya !!

A mediados de agosto comencé un viaje de 620 km en las Ardenas belgas con 11000 metros de desnivel. Me llevaría desde las Ardenas a través de Luxemburgo por la frontera alemana y de vuelta el inicio.

Mi ambiciosa plan era completarlo en 2 días y luego tomar el tren de regreso a casa. La primera noche de solo 4 horas de sueño y podría hacerlo. El segundo día salió bien. Todas mis preguntas fueron respondidas, pude mantener la calma en circunstancias imprevistas y mantener la moral alta en todo momento. Como viajaba bastante ligero, seguí el ritmo y pude terminar la ruta en aproximadamente 40 horas.

Esto superaba todas mis expectativa, así que estaba deseando estar listo para el próximo evento!

La Tuscany Road

Durante los últimos meses conocí a muchas personas que ya estaban metidos en el mundo del bikepacking. A través de búsquedas en Internet, historias, redes sociales, etc., recibí el mejor consejo de ellos y quise llevarlo a cabo en la Tuscany Road, una carrera de bikepacking sin asistencia de casi 600 km en el corazón de Italia.

En septiembre, mi bicicleta estaba lista, tenía algo de comida en mi bolsa de alimentos, un powerbank para recargar mi Garmin, un buen set de iluminación, herramientas y ropa de repuesto en mi bolsa y toneladas de energía.

La Tuscany Road, una carrera de bikepacking sin asistencia de casi 600 km en el corazón de Italia

Junto con otros 180 valientes, arranqué a las 8 am en Massa dirección a Capalbio. Nuestro desayuno fue una subida de 20 km justo después de la salida. La temperatura subió a 37 grados, así que elegí detenerme a menudo para llenar mis botellas. Algunos sándwiches en el camino, de vez en cuando algo de bebida isotónica y alrededor de la medianoche un montón de pizza.

No tenía sueño y con 215 km sentí que era capaz de hacer la prueba en 1 intento.

Por suerte, no me llevé un saco de dormir para ahorrar peso.

¿¿Y ahora??

En menos de 26 horas completé la Tuscany Road. Lo pasé genial, pero hay mucho más por descubrir.

¡Desafíos sin asistencia! Tú decides dónde detenerte, qué comer, cuántos kilómetros estar en la bicicleta o cuánto tiempo dormir. Gracias a esto, todos tienen su propia historia y su propia aventura, aunque la prueba sea la misma.

Mi próxima aventura será el Desafío TransOst en junio. Un viaje off-road de 3000 km. Desde Bayreuth en Alemania hasta el Mar Negro en Rumania.

Steven de Pelsmaeker

Cerrar
×
×

Carrito